-

Noticias Amor y Rabia

No es oro todo lo que reluce: en el bando independentista catalán también hay fascistas

Published on: viernes, 22 de septiembre de 2017 // , ,
    Por Tommaso della Macchina

¿Españolista = fascista / Catalanista = izquerdista? No es todo tan sencillo como cree el nacionalismo. En la siguiente foto correspondiente a una de esas noches de protestas contra la represión del estado central contra los partidarios del referéndum se puede ver a un independentista catalán posando junto al coche de la Guardia Civil «tuneado» por los manifestantes. La foto fue difundida por La Vanguardia y apareció en casi todos los mass media:


¿Qué tiene de particular esta foto? Pues que el manifestante lleva una camiseta de Estat Catalá, que es un grupo fascista. Por si no se ve bien el logo, reproduzco una foto más clara de una camiseta con el mismo logo:


Aquí podemos ver el logo claramente de Estat Catalá, un casco nazi y un eslogan en la línea más casposa de la Legión Española. Por si alguien no lo sabe, esta organización tiene un largo historial de represión contra el movimiento obrero (en especial contra CNT y FAI) sobre el que se puede leer aquí. Pero lo peor de la imagen es que toda esa gente que simpatiza con ERC y las CUP conviven sin problemas al lado de este individuo con símbolos y eslóganes fascistas. El silencio de los medios centralistas es más explicable: con el sujeto en cuestión sólo tendrían una discusión sobre dónde colocar el alambre de espino de las fronteras nacionales pero nunca una bronca ideológica porque piensan parecido.

A continuación reproduzco propaganda de este grupo en la que difunden las mismas ideas racistas y anti-inmigración que difunden los fascistas y españolistas de Democracia Nacional o los ultras del Frente Nacional de Francia:


Señoras y señores de ERC y las CUP: apoyo su lucha por un referéndum de autodeterminación limpio y legal como el que se celebró por tres veces en Quebec y una en Escocia y si consiguen la anhelada independencia de Cataluña les deseo toda la suerte del mundo, porque con las ratas que se les han colado en la bodega del barco la van a necesitar.


"En recuerdo de Luis Andrés Bredlow", por Anselm Jappe

Published on: jueves, 14 de septiembre de 2017 // ,
Luis Bredlow ha muerto el 8 de septiembre de 2017 en un hospital de Terrassa, cerca de Barcelona, a la temprana edad de 59 años, a consecuencia de un cáncer contra el cual estaba luchando desde hacía seis meses. Con él se apaga un espíritu brillante y profundo que ha contribuido tanto a la crítica social como al estudio de la filosofía clásica y antigua.


Había nacido el 3 de agosto de 1958, con el nombre de pila de Lutz, en la ciudad alemana de Augsburgo, hijo único de padres de orígenes eslavos. Prosiguió luego sus estudios en Colonia, donde lo conocí en 1976. Influido por el ambiente pos-68, empezó desde muy joven a interesarse en el marxismo y el anarquismo, a la búsqueda tanto de una crítica social radical, alejada de los dogmas del izquierdismo dominante, como de una práctica radical de vida anti-burguesa. Ya entonces, su precocidad intelectual, su seriedad, su erudición y sus dotes para la escritura impresionaron incluso a personas de ideas muy diferentes a las suyas y a algunos de sus profesores. Con 18 años era capaz de escribir auténticos ensayos, pero también de vivir a la manera hippie en las playas de Grecia. Era una de las pocas personas que conocían en aquella época en Alemania las ideas situacionistas. Con dos o tres más (entre ellos, el futuro editor Klaus Bittermann), publicó, entre 1978 y 1981, la revista Ausschreitungen. El estilo brillante, aunque difícil; la elocuencia polémica, en particular contra toda la izquierda, incluida aquella que se tenía por más radical; las referencias a las «misteriosas» teorías situacionistas; el llamamiento a una subjetividad radical y la crítica de la militancia hacían de esta revista de escasa difusión un objeto, a mis ojos, fascinante, casi esotérico, e inquietante para mi buena conciencia de izquierdista de entonces. El estilo de comunicación más bien seco, también en el plano personal, típico de los pro-situs, me desconcertaba, pero era en verdad contrario al carácter de Luis: sin dejar de ser implacable en la exigencia de rigor intelectual, él era en general de una paciencia «socrática», siempre dispuesto a hablar con todo el mundo.

El hecho de tejer vínculos entre los miembros de una «corriente subversiva internacional» que él deseaba de todo corazón le aportó numerosos contactos en otros países. Dado que nunca le gustó Alemania (país que, de hecho, siempre aborreció), le hizo feliz ir estableciéndose poco a poco, a principios de los años ochenta, en Barcelona. Ya no abandonaría esta ciudad, que le gustaba mucho, sobre todo en sus aspectos populares, e hizo del español su lengua principal.

Por contra, cada vez viajaba menos.

En los primeros años, acentuó su ruptura con los modos de vida generalmente aceptados, elección que pagó con una cierta penuria material, pero sin interrumpir jamás sus lecturas, escritos y traducciones. Algunos años después, retomó sus estudios en las universidades de Barcelona, primero de sociología, luego de filosofía, manteniéndose con trabajos de traducción, sobre todo para la editorial Anagrama. Cada vez más apasionado por la filosofía clásica, terminó decantándose por la filosofía antigua. Gracias al griego que había aprendido en el instituto en Alemania, se especializó en el estudio de los presocráticos, en particular en Parménides (tema de su tesis doctoral) y en Gorgias. Aproximándose a la filología, publicó distintas ediciones críticas de sus obras y diversos ensayos en revistas especializadas, convirtiéndose en una autoridad en este terreno. Publicó asimismo la primera traducción moderna al español de las Vidas y opiniones de los filósofos ilustres de Diógenes Laercio, así como sendas introducciones al pensamiento de Platón y de Kant, que demuestran su creciente interés en la ontología y la metafísica. Notable fue también la revista cultural Mania, que fundó en 1995 con algunos compañeros de estudios y de la cual Luis era el principal promotor. En ella se publicaron tanto traducciones como artículos originales y se dio a conocer al público hispanohablante a autores importantes. Luis colaboró igualmente con la revista Archipiélago y otras, con artículos de crítica social, una crítica basada muchas veces en la observación, cargada de ironía, de la vida moderna. Algunos de estos artículos se reunieron en Ensayos de herejía, recopilatorio publicado por Julián Lacalle, de la editorial Pepitas, quien tiene previsto editar una nueva antología, más amplia, de sus escritos. No obstante, Luis seguía queriendo escribir una obra más extensa de crítica social, de la cual estos ensayos no son sino fragmentos: por desgracia, son todo lo que ha quedado de esa obra. Y es que en los últimos quince años su atención estaba cada vez más acaparada por sus estudios de filosofía y las exigencias de la enseñanza universitaria. Por más ajeno que fuera Luis a toda actitud académica y a todo interés por «hacer carrera», fue subiendo poco a poco peldaños en la Universidad de Barcelona y disfrutaba mucho dando sus clases, que preparaba minuciosamente. Dirigía, asimismo, varias tesis de doctorado.

También escribió poesía; en alemán en su juventud y luego, más ampliamente, en español, llegando a publicar dos poemarios.

Luis ha vivido los últimos veinte años con Felicidad Espinoza Soto, profesora de biología, quien le comunicaba su serenidad y suavizaba algunas asperezas de su carácter: Luis tenía mucho apego a su manera de vivir, que a menudo casaba bastante mal con las costumbres de sus contemporáneos. Era muy escéptico con respecto a las nuevas tecnologías e indiferente al confort material, pero exigente en cuanto a autonomía personal. Persona reticente hacia toda práctica «militante», y que no soportaba imposiciones externas, se sentía a gusto en su estudio, con sus inseparables pipas, sus termos de té y su gato, escribiendo a mano. No estudiaba únicamente filosofía griega, pero recordaba a un sabio presocrático o a Diógenes.

Una vida de estudio casi monacal que estaba, no obstante, atemperada por su afición a la buena mesa y al vino, por los largos paseos y por un gran sentido del humor: tenía ocurrencias inolvidables. Aun siendo de temperamento solitario, y rehuyendo toda mundanidad o vida social superficial, sabía darse de verdad a los amigos (entre ellos, Diego Camacho —Abel Paz—, cuyo Durruti había traducido al alemán). Para Luis fue muy importante la relación con Agustín García Calvo, gran conocedor del pensamiento antiguo, poeta y crítico del capitalismo, como el propio Luis, y cuya obra, marginada por la industria de la cultura y por el mundo académico, hizo mucho por dar a conocer, promoviendo la publicación de sus escritos en otros países. De todas las personas que conoció en vida, fue seguramente a la que más admiraba.

Pese a que ha sido, en mi humilde opinión, uno de los grandes espíritus de nuestra época, Bredlow es poco conocido por el gran público, e incluso por el público de la crítica social. Ello se debe, en primer lugar, al hecho de que nunca publicó un libro «de verdad», sino únicamente ensayos, muchas veces en pequeñas revistas. ¿Por qué no llegó a dar todo lo que podía? Primero, porque Luis, espíritu curioso y al mismo tiempo perfeccionista, era de los que piensan que hay que estudiar los temas a fondo antes de pronunciarse y de los que luego, indefectiblemente, consideran que aún no lo han estudiado lo suficiente. Así, había veces en que estudios ingentes (a los dieciséis años había compilado una cronología de la historia universal, con mapas, de un centenar de páginas) no llegaban a concretarse en un escrito terminado. A ello se sumaba lo variado de sus intereses, que, además de los campos ya mencionados, incluían igualmente la lógica y la matemática, la literatura y el estudio de las lenguas. Las traducciones alimenticias primero y las tareas universitarias después también le robaban mucho tiempo. Además, un saludable escepticismo le impedía adherirse con demasiada rotundidad a las teorías ya existentes. Atraído a lo largo de los años por el anarquismo, el marxismo crítico, las ideas situacionistas y postsituacionistas (se interesó mucho por la obra de Giorgio Cesarano, al que había traducido), Georges Bataille, la crítica del valor o la crítica anti-industrial, siempre mantenía su independencia. Ajeno a cualquier vanidad personal y a toda consideración de la actividad crítica como medio para imponerse, aunque fuera en ámbitos reducidos, renunció a promocionarse. Daba charlas de crítica social cuando alguien se lo proponía y discutía con entusiasmo, pero no buscaba una visibilidad personal. Pues sabía que «lo que de verdad razona no es el individuo, con sus creencias y sus intenciones, sino la razón misma, el lenguaje mismo»; y que es justamente «esa razón, esa lógica que es de todos porque está en el lenguaje mismo, la que se rebela una y otra vez contra la realidad y contra las ideas establecidas, sacando a la luz sus contradicciones y su falsedad constitutiva». Una realidad, toca recordar ahora, que sería poca cosa sin aquella «oposición fundamental, de la que derivan todas las otras: la de vida y muerte». Pero como Luis acertó a descubrir en su diálogo con la diosa de Parménides, «incluso esa oposición fundamental no es más que una convención de los mortales, pues en verdad todo lo que hay está vivo en mayor o menor grado. “No se puede no ser”: eso quiere decir también que nada ni nadie puede estar nunca muerto del todo».

La ayuda humanitaria como arma: MSF y el apoyo a los yihadistas "rebeldes" en Siria

Published on: jueves, 7 de septiembre de 2017 // , , , , ,
Ayudar a personas a sobrevivir catástrofes o guerras es el principal argumento de las ONGs para justificar su trabajo. Este objetivo, aparentemente noble, esconde intereses económicos y políticos [1], es completamente nefasto en la práctica para quienes se pretende ayudar [2], y además de tener un tufillo racista insoportable, es uno de los principales focos de corrupción en el llamado tercer mundo [3], dando lugar a la aparición de lo que puede denominarse mafia humanitaria [4]. En la práctica, la consecuencia de la llamada ayuda humanitaria es la aparición de relaciones de dependencia entre las víctimas de las catástrofes y quienes las pretenden ayudar. La prolongación del sufrimiento que da lugar a dicha dependencia es beneficiosa para las ONGs, dando un sentido a su existencia y garantizando su financiación (del 50% al 90% de las donaciones a ONGs se emplean en los gastos internos de dichas organizaciones); de esta forma, el sufrimiento de las personas es indispensable para la supervivencia de las ONGs, dando lugar a un distanciamiento hacia quienes pretenden ayudar, que a su vez provoca la aparición de abusos sistemáticos por parte de los "salvadores" [5].

Provocando una crisis humanitaria: el ejemplo de Homs

En Siria, los "rebeldes" respaldados por la OTAN se han dedicado desde el principio a destruir las infraestructuras gubernamentales; su objetivo era hundir el aparato estatal a través de un caos humanitario gigantesco, siguiendo la lógica de las llamadas Guerras de Cuarta Generación (4GW) [6]. Dentro de esa táctica la destrucción de las infraestructuras, las redes energéticas y de comunicaciones tienen una importancia mayor que los enfrentamientos directos con el estado, ya que si este es incapaz de cubrir -siquiera minimamente- las necesidades de sus ciudadanos, perderá su lealtad. También con este objetivo, los rebeldes han ocupado el casco viejo de las principales ciudades y llevado a cabo asesinatos selectivos, sembrando el terror y el caos.
El ex-Coronel de los EEUU James Steele, responsable de organizar escuadrones de la muerte en El Salvador en los 80 y en Irak tras la invasión de 2003
Lo ocurrido en la provincia de Homs, una provincia con dos millones de habitantes y con importantes minorías (cristianos, chiitas, etc), y cuya capital es una de las mayores ciudades de Siria, es un ejemplo de lo ocurrido en todo el país. A mediados de 2011, los "rebeldes" iniciaron una campaña de terror similar a las vividas en las peores épocas en Irak, que hoy se sabe fue provocada de manera consciente por las fuerzas de ocupación de los EEUU para impedir el surgimiento de una resistencia general contra la ocupación; según descubrieron recientemente la BBC y The Guardian, al mando de la operación estaba el ex-Coronel de los EEUU James Steele, antiguo responsable de organizar los escuadrones de la muerte en El Salvador, famosos por sus salvajadas [7]. En aquella época, el embajador de EEUU en Iraq era John Negroponte, antiguo embajador de EEUU en Honduras en 1981-85, donde se encargó de organizar los escuadrones de la muerte nicaragüenses (la Contra); Robert Ford, futuro embajador de Siria hasta la "revolución" de 2011, trabajó de 2004 a 2006 como "Political Officer" en la embajada de EEUU en Bagdad, mientras Negroponte supervisaba la creación de  los escuadrones de la muerte iraquíes [8].
La campaña de terror que desataron los rebeldes estaba perfectamente organizada, como puede comprobarse en lo sistemático de sus asesinatos en Homs a partir de septiembre de 2011: el día 25 asesinaron el doctor Hassan Eid, director de la unidad de cardiología del Hospital Nacional de Homs; el día 27 asesinaron a Nael al-Dakhil, decano de la facultad de químicas de la Universidad de Homs; el 29 asesinaron a Aws Abdel Karim Khalil, ingeniero en física nuclear y decano de la universidad de Homs; el 3 de octubre asesinaron a Mohammad al-Omar, profesor de historia en la Universidad de Homs, así como a Saria Hassoun, hijo de Ahmad Badreddin Hassoun, el gran muftí de Siria (la mayor autoridad de los musulmanes sunies sirios)...  [9]. Al mismo tiempo, los "rebeldes" ocupaban el casco histórico de la ciudad, llevando a cabo una limpieza étnica de las zonas habitadas por minorías no suníes; como pudo comprobar la ONU, sus salvajadas (limpieza étnica de cristianios y otras minorías, degollamientos públicos, etc) generaron una atmosfera de terror provocando la huida general de los 400.000 habitantes del centro de Homs (convertido en el Califato de Baba Amro) y de otras zonas de combates hacia la periferia, provocando una crisis humanitaria enorme; hoy día, el barrio de al-Waar ha pasado de 150.000 a 700.000 habitantes en poco tiempo [10].

El Doctor Hassan Eid, jefe de cardiología del Hospital de Homs, asesinado por los "rebeldes".

La ofensiva mediática de las ONGs en epoyo de los “rebeldes”

En medio de esta carnicería, los rebeldes pusieron especial énfasis para empeorar la situación de la población. A los ataques sistemáticos contra los trenes, la infraestructura energética y la red eléctrica [11] se unió la destrucción del sistema sanitario: en la provincia de Homs volaron por los aires uno de los mayores hospitales de Siria, en la ciudad de Qusayr, con enfermos y personal sanitario dentro, con la excusa de que también atendía a heridos del ejército [12]. No obstante, las ONGs nunca han criticado dichas salvajadas, pese a que son crimenes de guerra que violan la Convención de Ginebra, al estar claramente dirigidas a provocar el sufrimiento de la población: "ya no tenemos suficiente gas de calefacción para los meses de invierno. Ahora la situación va a empeorar" [13]. En lugar de ello, MSF publicó poco después un informe acusando al gobierno de utilizar el sistema sanitario para combatir la rebelión y sus partidarios entre la población (!), informe que no cumple los mínimos requisitos para ser considerado veraz: sus fuentes de información son anónimas (o de la oposición), y no intentó confirmarlas -o refutarlas- sobre el terreno [14].
Meses después, durante una ofensiva "rebelde", MSF y los medios de comunicación occidentales lanzaron una nueva campaña contra el gobierno, acusándole de torturar "rebeldes" en los hospitales, difundiéndo un video sobre supuestas torturas a los detenidos en el hospital militar de Homs [15]. Nada más emitirse, la Alta Comisaria de la ONU para Derechos Humanos, Navi Pillai, lo utilizó para defender un informe de su departamento (que Rusia denunció por partidista [16]) que acusaba al gobierno sirio de la mayoría de las violaciones de los derechos humanos. Pillai ha trabajado previamente en los tribunales internacionales creados para juzgar el genocidio de Ruanda y los crimenes de guerra en Yugoslavia, tribunales creados por occidente para encarcelar a sus oponentes; además, un forense del Tribunal Penal Internacional defiendió la veracidad del video, pero no tardó en comprobarse que era una burda falsificación [17].
Video de los "rebeldes" mostrando la voladura del hospital de Qusayr,con enfermos y personal sanitario dentro.
Pero más grave que las acusaciones de MSF y la Cruz Roja han sido sus omisiones, o verdades a medias: los rebeldes nunca son culpables de nada; de hecho, solo nos hemos enterado de las gravísimas violaciones de los derechos humanos (canibalismo incluido) por los rebeldes gracias a su exibicionismo y a YouTube, ya que las ONGs nunca han levantado la voz para denunciarles. Y es lógico que así sea, ya que si se supiese lo estrecho que son los lazos de las ONGs con los fundamentalistas en Siria se desataría una (merecida) ola de indignación. Un ejemplo es su colaboración en el frente: MSF defiende, orgullosa, el tener cinco hospitales en territorio rebelde, camuflados para que el gobierno no los localice [18], lo que no les ha impedido protestar cuando uno de esos hospitales ha sido alcanzado en un bombardeo [19]. Lo que MSF no dice es que esos hospitales no son para la población civil, sino que están levantados cerca del frente, para los heridos en combate [20]; de hecho, los civiles tienen prohibido usarlos [21]. Así, MSF colabora de manera indirecta pero fundamental en el esfuerzo de guerra y la logística de los ""rebeldes", igual que Israel, que además de apoyar militarmente a los "rebeldes" también ha levantado un hospital para ellos en los Altos del Golán [22], y ha declarado preferir una Siria fundamentalista [23]. Es necesario destacar que MSF normalmente actua con el consentimiento de los gobiernos, con dos o tres excepciones a lo largo de su historia; "casualmente", uno de esos casos fue Afganistán, donde MSF junto a Bernard-Henry Levy y otros intelectuales de salón apoyaron a guerrillas fundamentalistas creadas y financiadas por occidente, curas y terratenientes, en contra de un gobierno secular.
El hospital de campaña levantado por el ejército de Israel para curar a los fundamentalistas.

Las ONGs, parte del aparato propagandístico de los “rebeldes”

Más grave aún que el difundir mentiras es la participación activa de las ONGs en el suministro de los rebeldes. El control de los suministros es esencial para ganarse el apoyo de la población, por ello destruyen ellos las redes de suministro del gobierno. Según testimonios recogidos por la periodista Silvia Cattori en la provincia de Homs, la Cruz Roja ha entregado suministros a los islamistas que ocuparon Qusayr, y no a los civiles [24]. En Aleppo, cuando el Frente Al-Nusrah (afiliado a Al Qaeda, calificado por EEUU de organización terrorista y con un amplio historial de crimenes contra los civiles) logró hacerse en noviembre de 2012 con el control de los depósitos de harina gubernamentales, provocó un alza inmediata de los precios, lo se convirtió en un motivo de protesta contra ellos, que fueron acusados de corrupción [25]. La situación se logró superar gracias a la intervención de EEUU, que de manera discreta se encargó de suministrar harina a Al-Nusrah a través de USAID, según ha informado el Washington Post [26]; de esta forma, el gobierno de los EEUU colabora con una organización que considera terrorista y que, además, afirma formar parte de Al-Qaeda...

No solo EE.UU. ha decidido apoyar a los ´"rebeldes". MSF ha llegado incluso a pedir publicamente que se ignore el veto de Rusia en la ONU y se lance una intervención "humanitaria". El Dr. Berés, uno de los fundadores de MSF, pide "intervenir sin la luz verde de la ONU... o al menos, habría que armar seriamente (a los rebeldes)". Lo interesante de estas declaraciones es que Berét conoce bien a los rebeldes: meses más tarde, tras volver de Aleppo, Berés afirmó que la inmensa mayoría de los combatientes eran islamistas fundamentalistas, siendo extranjeros la mayor parte de ellos: "algunos eran franceses y completamente fanáticos sobre el futuro"... [27]. Esto no ha impedido que, a día de hoy, Berés (y MSF) sigan apoyando a los fundamentalistas...
Al-Nusra (Al-Qaeda) repartiendo pan en Aleppo, gracias a la ayuda de la USAID norteamericana.

NOTAS

  POLMAN, Linda (2008): "Die Mitleidsindustrie. Hinter den Kulissen internationaler Hilfsorganisationen"; HANCOCK, Graham (1989): "Lords of Poverty. The power, Prestige, and Corruption of the International Aid Business". La crítica hacia los paises occidentales no es tolerada, dando lugar incluso a la censura previa de publicaciones de las organizaciones humanitarias de la ONU, como el UNHCR: "En 1988... el Alto Comisionado para Refugiados, Jean-Pierre Hocke, ordenó la destrucción de todos los ejemplares de un número de la revista mensual de la agencia, con un coste de 50.000 dólares. Esto se hizo porque el número en cuestión era profundamente crítico con los procedimientos de asilo para refugiados de Alemania occidental y con las condiciones de vida en tres centros de recepción de refugiados en la república federal. El gobierno de Alemania occidental proporciona el 10% del presupuesto anual de UNHCR y por ello el comisionado consideraba que debía estar por encima de cualquier critica." (Hancock, p.103); The Guardian, 08.01.1988. 
 2  Ruanda es un perfecto ejemplo del papel nefasto de las ONGs: antes del genocidio que tuvo lugar en 1994, las ONGs apoyaron el sistema del apartheid contra los llamados tutsis, organizado con el apoyo de Francia y la Iglesia Católica, a cambio de participar en el gigantesco presupuesto para ayuda al desarrollo del país, nada menos que un 11% del PNB; UVIN, Peter (1998): "Aiding Violence: The Development Enterprise in Rwanda". Tras el genocidio ruandés, las mismas ONGs apoyaron la creación de gigantescos campos de refugiados en el antiguo Zaire (como el de Goma), oponiendose firmemente a su disolución, a pesar de que dichos campos estaban controlados por los responsables del genocidio, que utilizaban como rehenes a los refugiados de dichos campos; los campos servían además como bases para una guerrilla de corte genocida, que intentaba reconquistar el país. Cuando finalmente el ejército ruandés intervino militarmente, poniendo en marcha el regreso de los ruandeses a su país y desmantelando el aparato militar de los genocidas, las ONGs acusaron al ejército ruandés... de genocidio; GOUREVITCH, Philip (1998): "We wish to inform you that we will be killed with our families"; GOUTEUX, Jean-Paul (2006): "Apología de la balsfemia. El peligro de creer"; Amor y Rabia, Nros. 2 y 18; Sobre las ONGs y los campos de refugiados: "Rapport de l'Organisation de l'unité africaine (OUA) sur le génocide au Rwanda", Capítulo 19.
  El Mundo (05.03.2006), suplemento Crónica Nro. 540: "Permitanme que acuse a varias ONG".
  Este tema será tratado de manera monográfica en un próximo número de Amor y Rabia.
  Valga como muestra el caso de la ONU y sus organizaciones, como ACNUR: FRATTINI, Eric (2011): "ONU. Historia de una corrupción". Un análisis del proceso de alienación puede encontrarse en MARGOLIS, Eric (17.03.2012): "All colonial wars are alike".
  WIKIPEDIA, "Fourth Generation Warfare" (http://en.wikipedia.org/wiki/fourth_generation_warfare).
  KELLY, Kieran (18.03.2013): "The Guardian's Death Squad Documentary May Shock and Disturb, But the is Far Worse" (http://www.brussellstribunal.org/article_view.asp?id=841). Inglaterra también hizo lo mismo en su zona: Michael Keefer/Global Research (25.09.2005): "Were British Special Forces Planting Bombs in Basra?" (http://www.globalresearch.ca/were-british-special-forces-planting-bombs-in-basra/994).
  Wayne Madsen (09.2011): "U.S. Ambassador to Syria in charge of recruiting Arab/Muslim death squads" (http://www.infowars.com/u-s-ambassador-to-syria-in-charge-of-recruiting-arabmuslim-death-sqads/).  
  "Quizás la faceta más dramática de la lucha es una serie de asesinatos la pasada semana que ha acabado con la vida de cerca de una docena de profesores, doctores y delatores en un paroxismo de violencia que imita las vendettas sectarias que continuan dominando Iraq. A diferencia de los primeros días del alzamiento... el miedo está empezando a cambiar de dirección, mientras los insurgentes matan partidarios del gobierno y delatores... Uno de los asesinados fué el Dr. Hassan Eid, jefe de la cirugía torácica en el Hospital Nacional... fue disparado en la cabeza en frente de su casa cuando iba a trabajar" New York Times (11.10.2011): "Key Syrian City Takes On the Tone of a Civil War".
 10  "La población vive en una atmósfera envenenada por miedo de un tipo que no había visto desde bagdad en los peores momentos de la guerra civil sectaria de 2006-7". Patrick Coburn/The Independent (28.06.2013): "Return to Homs. An Atmosphere Poisoned By Fear". Publico (07.03.2012): "La responsable de la ONU se encuentra un barrio de Homs totalmente vacio".
 11  A mediados de 2011, provocaron el descarrilamiento de trenes de pasajeros en las proximidades de Homs [Al Arabiya (24.07.2011): "Syrian Train Derailed"] y destruyeron repetidamente el gaseoducto que atraviesa la ciudad ["Es el cuarto ataque contra el oleoducto de Homs desde el inicio del levantamiento...", Der Spiegel (03.01.2012): "Gas-Pipeline in der Provinz Homs explotiert"], por poner tan sólo dos ejemplos. También han sembrado el terror entre los empleados de la infraestructura civil mediante masacres, como la ocurrida el 7 de abril de 2012 contra 16 trabajadores de la compañia eléctrica siria, en Jandar, a 30 kilómetros al sur de Homs; incluso en OSDH, favorable a los "rebeldes" les ha imputado la autoría en dicha masacre (Algérie1 (07.08.2012): "16 Syriens massacrés par les rebelles islamistes à Homs".
 13  France24 (08.12.2012): "Pipeline explosion in Homs: 'This is collective punishment' ". Naturalmente, la televisión francesa acusa al gobierno de los atentados (!).
 14  Amnesty International (25.10.2011): "Health Crisis: Syrian Government Targets the Wounded and Health Workers". Franklin Lamb/Al-Manar (29.10.2011): "Confusing Syria with Libya? Fact checking AI’s 'hospitals investigation' ". Ver Nota 64, p.19.
 17  Marinella Correggia/Global Research (14.03.2012): "'The Most damning Video on Syria' is a Fake". Wikipedia, "Navi Pillay".
 18  Deutsche Welle (06.06.2013): "Targeted attacks on medical services in Syria".
 19  SKY News (27.05.2013): "Syria: British Doctor Killed In Hospital Attack".
 20  La importancia de MSF para los rebeldes es enorme: desde Junio de 2012 a Junio de 2013 han tratado  a 34.700 pacientes. MSF (06.2013): "Syrian Crisis Appeal".
 22  Haaretz (28.03.2013): "Israel operating field hospital along border with Syria"; una granada en el bolsillo de un paciente provocó un desalojo: The Times of Israel (06.06.2013): "Grenade found in pocket of Syrian hospitalized in Israel".
 24  "el 9 de Mayo, vi un convoy de la Cruz Roja... pregunté al conductor del convoy si necesitaban un intérprete... estaba encantado cuando me enteré de que ese convoy... iban a entregar suministros a los residentes de Qusair. Hoy a través de alguien que venía de Qusair me he enterado de que, para mi sorpresa, el convoy de la Cruz Roja ha descargado sus suministros directamente donde esas bandas nos atacan con sus armas" Silvia Cattori (09.02.2012): "Testimonio de un ciudadano sirio desde la ciudad de Homs"
 25  New York Times (18.12.2012): "Rubble and Despair of War Redefine Syria Jewel"; Phillip Smyth/Middle East Voices (23.01.2013): "Syria’s Hunger Games"; Justin Vela/The National (13.02.2013): "Syria's Al Qaeda-linked militants win hearts by providing food". Curiosamente, desde el verano la prensa occidental acusaba al gobierno de bombardear panaderías [ver pag. 10], siguiendo el modelo libio de acusar al gobierno de los crimenes "rebeldes". Vease Human Rights Watch (30.08.2012): "Syria: Government Attacking Bread Lines".
 26  The Washington Post (14.04.2013): "U.S. feeds Syrians, but secretly".

La FAI ante los atentados de Cataluña

Published on: domingo, 27 de agosto de 2017 // ,
 

La FAI, ante los hechos acontecidos el jueves 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, no puede más que rechazar este tipo de atentados en el que, otra vez más, hemos de sufrir los trabajadores y la sociedad civil. Por ello nuestro más sincero apoyo y condolencias a familiares y amigos de las víctimas.

No podemos pasar por alto, y debemos condenar, a los medios de información españoles, los cuales, en vez de ser rigurosos, dar información fehaciente, veraz, contrastada, y respetar a familiares y amigos de las víctimas, se dedican a frivolizar, fomentar el sensacionalismo y alimentar la xenofobia y la islamofobia.

Al igual que en Charlottesville, Teherán, Bagdad, Londres, Estocolmo, Malawi, Hub, Manchester o Madrid, entre otras tantas ciudades de los cinco continentes, somos los pobres, como lo hemos sido a lo largo de la historia, los que tenemos que poner los muertos de una guerra imperialista a escala global al servicio de las grandes multinacionales, que están alimentando la división, el odio racial, el nacionalismo y el fascismo.

Frente a aquellos que siembran el caos con sus políticas imperialistas y los que fomentan y alimentan el fascismo, el racismo y el supremacismo, debemos seguir practicando la solidaridad y el apoyo mutuo entre los desposeídos, y seguir denunciando la barbarie a la que nos somete el capitalismo en el siglo XXI.

21 agosto 2017

CNT ante el atentado de Barcelona

Published on: lunes, 21 de agosto de 2017 // ,
 


Desde la Confederación Nacional del Trabajo mostramos nuestra más absoluta pena, indignación, confusión y dolor ante el atentado sufrido esta tarde en Barcelona.

Una vez más ha sido el pueblo, la población civil, la gente corriente, la que ha sufrido las consecuencias de guerras que no son suyas. Una vez más el pueblo vuelve a poner el sufrimiento y los muertos.

Esta vez ha cambiado la localización, ha cambiado el lugar. Esta vez ha sido golpeado el corazón de Barcelona. Pero otra vez el objetivo ha sido el mismo: la población civil desarmada e inocente.

Ya sea en Irak, Afganistán, Siria, Yemen, Londres, París, Berlín, el Mediterráneo o en las vallas de Melilla, volvemos a convertirnos en víctimas propiciatorias, en daños colaterales de una guerra entre bandos que desconocemos, que no repara en medios ni límites para alcanzar sus objetivos, que no conoce el significado de la palabra «amor». Bandos para los que el poder está por encima de las personas y de la vida. Bandos que no nos representan.

Estamos seguros de que ningún acto vil y despreciable como éste conseguirá convertirnos en lo que no somos. No van a conseguir enfrentarnos a nuestros hermanos y hermanas de clase. A buen seguro, este acto rastrero debe servir para vernos reflejados, para comprendernos y para reforzar nuestras convicciones morales de solidaridad y apoyo mutuo entre las personas y los pueblos.

Frente a aquellos que predican la intolerancia, la persecución al diferente o la superioridad religiosa, racial o de clase, nos levantamos como pueblo valiente, diverso y luchador.

Todo nuestro amor a los que sufren.

CNT
17/08/2017

Venezuela, los aprendices tropicales de ISIS

Published on: viernes, 4 de agosto de 2017 // , ,

LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO
La Jornada
25 julio 2017

Carlos Eduardo Ramírez salió a buscar empleo el jueves 18 de mayo. Alrededor de las 3 de la tarde caminaba por una de las calles cercanas a la estación del Metro de Altamira, en Caracas, cuando un grupo de unos 20 opositores al Gobierno encapuchados lo abordó. De inmediato comenzaron a golpearlo con palos y piedras. Uno llevaba una pistola. «¡Mátalo, mátalo, mátalo! ¡Se tiene que morir ese chavista!», le gritaron.

Carlos Ramírez les gritó: «¡Yo no soy chavista, yo no soy chavista! ¿Por qué me van a matar? ¡Déjenme vivir que quiero ver a mi hija!» Los enmascarados le echaron gasolina encima y le prendieron candela. Él comenzó a saltar, a correr, a gritar y se tiró al piso para sofocar las llamas. La policía municipal de Chacao (municipio en manos de la oposición) no hizo nada para evitarlo. Sólo lo auxiliaron los bomberos (https://goo.gl/tDTB7A).

Carlos fue la primera persona a quien los pacíficos opositores venezolanos le prendieron fuego por «ser chavista». Afortunadamente vivió para contarlo. Sin embargo, Orlando José Figueras, de 21 años, no pudo decir lo mismo. El 20 de mayo, en Altamira, fue salvajemente golpeado, apuñalado y quemado por los aprendices tropicales de ISIS por ser ladrón y madurista (https://goo.gl/krpfcu). No pudo sobrevivir.

Desde entonces, los enemigos de la Revolución Bolivariana no han parado de quemar a seres humanos por el delito de ser chavistas. Los fanáticos le han prendido fuego a 19 personas, en su inmensa mayoría negros, pobres o funcionarios gubernamentales.

Pero, su vocación piromaniaca no termina ahí. Han incendiado alimentos (más de 50 toneladas en el estado Anzoátegui, donde, según Marco Teruggi, acompañaron la lumbre con tres pintadas: «chavistas malditos», «no más hambre», y «viva Leopoldo»); urnas fúnebres del cementerio de Guaicaipuro; banderas cubanas; la estatua de Hugo Chávez; la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del Tribunal Supremo de Venezuela en Chacao; la sede del Ministerio de Vivienda; el Instituto Nacional de Nutrición; comisarías y una larga lista de edificios públicos.

La pedagogía del fuego opositor forma parte de su apuesta insurreccional. Su conversión en la versión sudamericana del Ku Klux Klan (no es casualidad que muchas de sus víctimas sean afrodescendientes) es parte de su fracaso para ganar base social en los sectores más humildes. Como la guerra económica, el bloqueo de calles y avenidas en los barrios de clase media, el despliegue de formas de lucha de guerrilla urbana y la campaña mediática que desplegaron no han provocado ni la fractura del Ejército ni la deserción popular de la causa chavista, la oposición recurre ahora al terror. Busca que el miedo paralice a quienes se le oponen. Pretende desgastar la resistencia popular.

No es novedad. La derecha latinomericana tiene una larga tradición terrorista. No hay pueblo en el continente que no la haya sufrido. Sin embargo, la oposición venezolana la ha innovado y superado con creces. Sus asesores han aprendido de ISIS. Hacer que las llamas devoren a seres humanos es una de las cartas que han puesto sobre la mesa para provocar pánico. Sin embargo, quemar vivas a las personas es una bestialidad que muchos medios de comunicación y grupos defensores de derechos humanos han decidido ignorar y silenciar.

A pesar de que los grupos de choque opositores recurrentemente hacen uso de la violencia contra la población pobre, la prensa internacional los describe como «pacíficos», «libertarios», «cool» y hasta «sexis». Y, aunque los comandos que ejecutan la violencia callejera están integrados por paramilitares colombianos, lúmpenes pagados, bandas de delincuentes y grupos de choque con entrenamiento en guerra irregular, se les presenta como jóvenes idealistas que luchan contra la «dictadura castrocomunista» durante el día y luego van a reventarse de noche; que combinan las máscaras antigases en las barricadas con los vestidos de moda y los tragos exóticos cuando el Sol se oculta (véase, por ejemplo, https://goo.gl/djHLgQ y https://goo.gl/LY8w3z).

Esta campaña de desinformación sobre lo que sucede en Venezuela ha alcanzado niveles grotescos. Durante meses, Lilian Tintori aseguró que se su esposo, Leopoldo López, estaba siendo torturado en prisión. Incluso se dijo que había fallecido. Multitud de medios dieron por buena esta versión sin corroborarla. Sin embargo, cuando el pasado 8 de julio López pasó a prisión domiciliaria, parecía más un instructor de fisioculturismo que un reo martirizado.

Hasta el momento, la intentona golpista de la oposición venezolana ha provocado 105 muertos. De ellos, 29 fueron víctimas directas de los mismos manifestantes. Por ejemplo, cuatro perecieron cuando les estallaron en las manos los explosivos que pensaban utilizar contra otros. Fallecieron durante saqueos y un incendio dentro de un almacén provocado por los asaltantes, 14 personas. Otros 14 decesos fueron obra de autoridades del Estado, procesados en su mayoría judicialmente. Los 44 restantes están bajo investigación (https://goo.gl/VCqv97).

A corto plazo, la oposición venezolana está empeñada en hacer fracasar la votación para nombrar la Asamblea Nacional Constituyente el próximo 30 de julio. Pero, más allá de este propósito, aspira a formar un gobierno paralelo, que, aunque sea testimonial (y esté incapacitado para ejercer el poder real), pueda obtener el apoyo de Estados Unidos, y abra la puerta a una invasión extranjera. Los aprendices tropicales de ISIS van con todo, incluyendo prender fuego a los venezolanos negros y pobres, a los que no perdonan la osadía de haberse hecho dueños de su propio destino.

Twitter: @lhan55

La Iniciativa Minerva, o cómo provocar una guerra civil «científicamente» calculada

Published on: lunes, 31 de julio de 2017 // , ,

Por CARLOS SANTA MARÍA

Un reciente estudio establece que la derrota de Hillary Clinton se debió en gran parte a que los votantes de la clase trabajadora en las zonas más pobres y con más número de bajas en las guerras de Irak y Afganistán no apoyaron al Partido Demócrata, al que identificaron como el principal partido de la guerra y el militarismo. Así, se confirmó la afirmación realizada desde esta columna, según la cual el público latinoamericano de países vasallos creía erróneamente que Hillary Clinton y Barack Obama eran adalides de la paz, desconociendo la deportación de más de tres millones de inmigrantes y confiando en su segura elección.

Cabe confirmar que la manipulación mediática se recrea con análisis metodológico para descubrir herramientas de control del comportamiento humano, y el Pentágono ha utilizado a los científicos sociales desde hace décadas con el fin de ejercer presión o domesticación. En ese sentido, se ha creado el programa Minerva para neutralizar el descontento social mundial causado por los diversos problemas sociopolíticos vigentes y agudizados por las élites bélicas.

Minerva es una iniciativa de investigación del Departamento de Defensa de EEUU que financia con millones de dólares a universidades para modelar la dinámica, los riesgos y puntos de inflexión de los disturbios civiles a gran escala en el planeta bajo la supervisión de agencias militares propias. Está diseñado para desarrollar «ideas de guerra combativas relevantes, inmediatas y a largo plazo», que sean útiles a altos funcionarios y tomadores de decisiones en «la comunidad política de defensa», y para informar a los «comandos combatientes» de su operatividad.

Este trabajo estratégico posee cuatro puntos básicos:

 1. conocer los críticos del régimen estadounidense para identificar probables terroristas;
 2. seleccionar en las universidades de países insumisos a líderes destacados con el fin de involucrarlos ideológicamente;
 3. emplear la ciencia para descubrir leyes y procesos asociados a la desestabilización social;
 4. conocer técnicas de falsificación aplicada a las redes y crear escenarios ficticios.

Así, el estudio selecciona líderes potenciales que se integren decididamente a grupos violentos o terroristas, similares a Daesh o Al-Qaeda, que no trepiden [duden] en matar, quemar, acosar a la autoridad legítima, basados en la estructura emocional de las personas (odio fundamentalmente), por sobre la razón. Asimismo, se vincula a las universidades donde se coopta dirigentes que coadyuven en procesos de movilización para desestabilizar gobiernos no afectos a [los] USA.

Una meta es mejorar la comprensión básica del Departamento de Defensa sobre las fuerzas sociales, culturales, conductuales y políticas, en países y regiones de importancia para EEUU. Entre los proyectos adjudicados para el período 2014-2017 se encuentra un estudio dirigido por la Universidad de Cornell, gestionado por la Oficina de Investigación Científica de la Fuerza Aérea de los EEUU, que tiene como objetivo desarrollar un modelo empírico «de la dinámica de la movilización de los movimientos sociales» y de la «la masa crítica» de 'contagios sociales' mediante el estudio de sus «huellas digitales». En cuanto a las redes y páginas virtuales, los mensajes y conversaciones de Twitter se examinarán para identificar a individuos movilizados que puedan generar un 'contagio social'.

El año pasado, la Iniciativa Minerva financió un proyecto para determinar quién y porqué no se convierte en un terrorista, donde se involucra a las «causas radicales» promovidas por ONGs pacíficas: para el Departamento de Defensa, los movimientos de protesta, de cambio social y el activismo en diferentes partes del mundo son una amenaza a la seguridad nacional de EEUU. Este año, la Universidad de Washington y la Oficina de Investigación del Ejército de los EEUU tratarán de descubrir el origen, características, condiciones y consecuencias de los movimientos dirigidos a cambios políticos y económicos a gran escala, abarcando 58 países en total.

Los profesores universitarios David Price y James Petras coinciden en que existe una militarización de las ciencias sociales, financiando investigaciones vinculadas a las operaciones de contrainsurgencia del Pentágono por Minerva y estudiando las emociones para avivar o sofocar movimientos de base con motivaciones ideológicas. Complementa esta política la infiltración de agentes encubiertos en Internet para manipular, engañar y destruir reputaciones, comprometiendo la integridad de la propia Internet.

En conclusión, ciudadanos que desconfíen de un régimen neoliberal son agresores o violentos potenciales que deben ser controlados antes que comiencen a «subvertir» la sociedad.

Contrasta esta posición oficial con la hipocresía demostrada en el caso de Venezuela, donde el régimen estadounidense alienta a los grupos violentos a derrocar un gobierno que no se inclina a sus deseos ni rinde pleitesía.

Si la «radicalización de la desobediencia civil» ocurriese en las calles de Washington, con armas letales caseras y un discurso golpista, serían inmediatamente calificados como terroristas. En Estados Unidos, cualquier manifestante que desobedece la ley o intente protestar sin permiso enfrenta la detención y cargos penales. Si usara armas contra las fuerzas estatales o un discurso violento contra el Gobierno o el presidente, pagaría con muchos años de prisión. Si asesinara un policía, la muerte sería su condena.

Finalmente, es factible predecir que estos estudios no serán capaces de prevenir todos los efectos internos que sucederán en Estados Unidos, ni los externos, ya que el objetivo no es comprender lo que sucede y enmendar los errores, sino controlar y reprimir para continuar con sus intereses erróneos, falibles, interventores. Sólo la investigación para acrecentar la paz y la felicidad social debe ser el principio de la ciencia como herramienta analítica.

ECONOMÍA

PUBLICACIONES